Café entre sábanas

Maridaje: Elephant Woman – Blonde Redhead

Nos encontramos en la oscuridad, en la negrura de un café, entre lo opaco de unas sábanas desconocidas. En la ausencia de luz tuvimos que reconocernos con el tacto, tratando de asegurarnos que éramos nosotros esos dos cuerpos desnudos, entre emanaciones de la piel, sábanas que se metían entre nuestras manos que estaban por debajo de la cintura y tu cabello que interrumpía el trayecto de mi boca a la tuya.

En la soledad de dos corazones qué buscaban pasión, emoción, dejar de lado los sentimientos, las preconcepciones. Creo que yo tenía más miedo que tu. El sabor a café todavía estaba en mi aliento, mientras que tu boca buscaba su camino hacia la mía, insistente. Yo apenas abría los ojos para asegurarme que siguieras ahí. Me encontraba con unos ojos tratando de ajustarse a la obscuridad de la habitación, de encontrar mis pupilas, y cerrar los ojos para volver a largos y apasionados besos.

Si habíamos llegado a conocernos esa noche fue gracias a que yo llevaba un café en la mano. La fiesta estaba llena de garrafones de bebida, alcohol, cerveza y, entre el hartazgo que tenías ya del ron y de los hombres que sabían que ya no tenías novio, decidiste ir a sentarte en el rincón en el que me encontraba para alejarme del bullicio del lugar. Había pasado a recoger el expreso doble en Anaxágoras y Torres Adalid, el Café Real, esperando que alguna historia me impidiera llegar a una reunión en la que probablemente me sintiera fuera de mi lugar de confort.

Me acerqué a tu boca, despacio, con cuidado, ignorando si volverías a besarme ahora que habíamos llegado a un hotel. El frío de la habitación se compensó rápidamente cuando nos quitamos las capas extra que nos cubrían por el frío. Hasta que no estuvimos en ropa interior, no comprendimos el pudor que nos estaba acechando. Nos vimos los ojos, el torso, el abdomen, la cintura, los muslos, las pantorrillas y nos alejamos un paso uno del otro. No nos conocíamos, y lo poco que sabíamos uno del otro es que buscábamos significar algo más para alguien, después de una relación fallida. Estiré la mano para apagar las luces del lugar, tú estiraste la tuya para tomar la mía.

En la soledad de la oscuridad, no hace falta conocerse para acompañarse, suspiraste a mi oído mientras acercabas tu pelvis a la mía. Me tomó unos segundos acostumbrarme a estar cerca de ti, respirándote sin conocerte, entre tus repetidos besos en mi boca y las caricias entre mis muslos. Pasé mis dedos por tu cabello, bajándolos luego a tu espalda y, acariciando tu vientre, fui bajando un poco más. Me jalaste hacia la cama, tomando mi palma y obligando a que siguiera moviéndome hacia ti, con fuerza, casi con odio. En algún encuentro posterior me confesaste que era porque necesitabas sentir la mezcla de placer, culpa y dolor que implicaba estar con alguien más, alguien al que no amaras, alguien que sólo buscaba compañía, como tu.

El sueño nos había encontrado desprevenidos. Ya con las sábanas acomodadas para dormir sentí tu aliento sobre mi pecho, tu lengua dando vueltas por mis hombros, tus manos jugando con mis muslos. La cama se veía envuelta en un remolino de cuerpos una vez más. Parecía que ya había amanecido y mi piel sentía cómo tenías tu ropa interior puesta de nuevo. Moví mis manos para liberarte de las precarias prendas que atrapaban tus senos, me lo impediste. Seguiste moviendo tu cuerpo sobre el mío – yo aún no entendía qué estaba pasando. Girabas tu cadera, eufórica, fuera de control. Arqueaste tu espalda en un rictus de placer y te recostaste junto a mi, aún extrañado.

No nos podemos arriesgar a que esto se convierta en rutina, te veré cuando necesite no estar sola. Tomaste tu ropa y fuiste al coche, a esperarme, nunca nos volvimos a ver en una cama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s