Descanso de Café: Seis sesiones de sexo

Hoy Caferótica hace una breve pausa para recomendar una excelente película: Seis sesiones de sexo.No voy a hacer un análisis cinematográfico de la misma, no es el espacio para ello, aun así, les doy unos pequeños puntos para que la vean: un guión extraordinariamente inteligente, actuaciones magníficas de todos, un ritmo dinámico y mezcla de romance, comedia y drama. Además: el sexo vende….ya lo verán con el desnudo de Helen Hunt.

seissesiones

En un inicio, este blog nació como terapia, como un ejercicio para aprender a entender todos esos sentimientos generados de las relaciones sexuales. Aun cuando sigue funcionando como una especie de estudio antropológico y psicológico de nuestros deseos más carnales, también es un reflejo de las interacciones que vienen acompañando las historias de café, las historias de una (o varias) noches. Seamos sinceros, tanto hombres como mujeres nos arriesgamos cada noche que compartimos las sábanas de los hoteles, los colchones de nuestras casas y uno que otro café, nos arriesgamos a despertar confundidos, encariñados, enamorados. ¿Por qué? Aún no lo sé con certeza, lejos de una explicación reduccionista sobre la manera en la que estamos educados, no tengo una respuesta mejor.

En lo particular me he encontrado con un mundo de sensaciones que no podemos identificar ante la presencia de la urgencia física, la vista se nos oscurece y nos cerramos al placer inmediato, sin detenernos a reflexionar sobre la profundidad de las sensaciones más elementales: una caricia que nos hace retorcernos, un leve respiro en la nuca que nos recuerda otra noche o un beso casual que nos transporta a nuestra primera experiencia sexual.  Este ejercicio “teórico” al que me he sometido me ha llevado a entender muchas conductas que tenemos cuando estamos desnudos, en pareja, aun cuando sea sólo por una noche, pero mientras más me he adentrado en la psique, más dudas han ido saliendo. A veces los cuestionamientos vienen en forma de una barrera emocional, otras, a una transferencia y conexión de sentimientos y experiencias.

Por eso hoy les recomiendo que vean esa película – vayan solos o acompañados, con ganas de reír y de llorar, con deseo de terminar de verla e ir a sus casas a tocar a la persona que tienen en su cama, con suavidad, con cariño, compartiendo lo íntimo del momento y, de preferencia, después de leer este blog y haber tomado el café que deben de tomar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s