A la mañana siguiente, café

Maridaje: What about Me? – Moving Picture

Creí que la noche en tus ojos iba a ser larga, que  iba a mantenerme buscando entre nuestros olores a dos corazones que se encontraran cara a cara. Eso era lo que esperaba cuando llegamos a tu casa. Trataba de ocultar mis ganas de tomar tus brazos entre mis manos y que acercaras tu boca a la mía. Era una de esas noches en donde mi voz me pedía irme y ya no seguir acercando mis besos a la comisura de tus labios. Dejar de escuchar tus palabras que me prometían desayunar juntos, de continuar con el café en el que nos habíamos quedado de ver durante la mañana siguiente.

No tengo la costumbre de cerrar los ojos cuando beso, me gusta ver cómo me disfrutan, como entra el sabor directo a su organismo, ver cada mueca de placer, de remordimiento, de resignación. Me gusta que me muerdan un poco, suave, jugando, insinuando que me desean más. La verdad es que me gusta que me besen con ganas, con amor, como si de eso dependiera su oxígeno, de esas respiraciones que van y vienen. Sentir que con el aliento del otro podríamos vivir sin respirar por nuestra cuenta. Tú no besabas así, besabas tosco, rudo, queriendo pasar rápido al paso siguiente. Tus manos buscaban por debajo de mi blusa aún antes de que las mías estuvieran jugando con tu cabello.

Trataba de controlar tu pelvis que se movía frenética, cambiando de posiciones cada vez que se te antojaba. Te pedía ritmo, cadencia, suavidad, en cambio tú buscabas impresionarme con penetraciones profundas que no me lograban complacer del todo. Me hubiese gustado ser más clara en ese momento, comentarte que lo que me importaba era que sintiéramos, que disfrutáramos, que no había prisa, que podía quedarme toda la noche. No lo hice porque sentía que arruinaría el momento, que tu intento por darme placer era suficiente justificación para mantenerme callada, gimiendo de vez en cuando, más por compromiso que por sentirte.

No necesariamente estaba esa noche contigo por tu cuerpo, ni porque tuvieses un tamaño arriba del promedio de mis compañeros anteriores, lo hice porque en tus palabras me dabas una cierta confianza, una satisfacción de ser como soy, un calorcito interno que se mezclaba con pequeñas mariposas. En el café te acercabas, jugueteando, rozando mis brazos, me mirabas profundamente a los ojos – queriendo desnudar mi alma, no sólo mi cuerpo.  Después de eso, todo fue físico, todo se tornó impersonal, completamente sexual.

Me pedías que te avisara cuando estuviera lista, porque te hacía sentir tan excitado que querías que acabáramos juntos. Fingí, lo admito, como he fingido muchas veces, no sólo en el sexo – me he acostumbrado a imitar el amor, a imitar los orgasmos, a engañar a la gente con que estoy bien, cuando realmente quiero estar en mi cama llorando a ríos. No niego que finjo, pero tampoco me arrepentí, cuando te giraste para darme la espalda y te quedaste en esa posición toda la noche.

Me levanté antes del sol. Me di cuenta de un lunar en tu espalda, que me observaba desde la noche anterior. Te di un beso sugestivo en el cuello.

-¿Ya te vas? – preguntaste.

-Sí, ya es tarde – te respondí tratando de quedarme, de que me abrazaras antes de que terminara lo nuestro.

-¿Quieres que te pida un taxi? No está difícil salir.

-No, no hace falta – la promesa de un desayuno, de un café que nos quitara el sueño, incluso de un beso de despedida se desvanecieron cuando me di cuenta que ni siquiera te levantarías a despedirme.

Busqué mi ropa a tientas en el piso de tu cuarto y salí  sin mis tacones puestos para no hacer tanto ruido. Llegué a la esquina de tu casa a un café que estaba apenas abriendo, pedí un americano, para quitarme el mal sabor de la noche. Me duró hasta que llegué a mi cama para dormir un rato más.

Mi proxima vez seré más clara en lo que me gusta: que me besen, que me abracen, que me lo hagan con ganas y suavecito, a veces….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s